Al realizar el cumpleaños número uno de su hijo Juan Manuel, la pastora Derly Marín, en la preparación de su fiesta, Dios le habló al corazón que debía tener unos invitados de honor, estos, debían ser personas muy necesitadas y atenderlas con lo mejor, demostrándoles el amor de Dios a través de su atención, por lo que llamó como invitados de honor, a un grupo de niños muy pobres del sector donde vivió su infancia y adolescencia (sector Siloé – Cali – Colombia).

Cuando llegaron a la fiesta de su hijo, la mamá de uno de los niños que eran invitados de honor, le traía un regalo en un sobre, esta mamita, trabajaba en un puesto de venta de chorizos y su ingreso del fin de semana para alimentar a sus hijos era de un promedio de $ 10.000 pesos y en el sobre de regalo había exactamente esa cantidad, por lo que Derly se conmovió en su corazón y no quería recibirlos, sabiendo que el regalo era todo lo que tenían.

La mamita pidió que por favor les recibiera el regalo, así como a todos los invitados se les recibía, ella también llevaba su regalo que con mucho amor iba a entregar; los invitados de honor fueron atendidos con lo mejor durante toda la fiesta, mientras ellos se divertían, el corazón de Derly y su esposo fue muy conmovido, ya que ese esfuerzo de esta mamita tenía que verse reflejado en los niños que más lo necesitaban.

Fue entonces como, Derly se contactó con unos amigos de Estados Unidos y contándoles la historia, ellos fueron movidos a misericordia por lo que se unieron muchas personas recolectando donaciones para ayudar a niños muy necesitados de la Ciudad de Cali en el mes de diciembre, ese día se dio inicio al evento Caritas Felices 2008 donde se atendieron un promedio de 300 niños, aunque fue una fiesta muy sencilla donde los niños recibieron regalos, un helado y  recreación,  fue maravillosa, uniendo muchas personas para el mismo fin… ayudar a los niños más necesitados, año tras año se han venido sumando profesionales, empresas y personas que quieren apoyar y dibujar en el rostro de los niños más vulnerables una carita feliz.

Así, año tras año, se siguió realizando el EVENTO CARITAS FELICES, con el buen corazón de personas que iban ofreciendo sus servicios para los niños, se empezaron a sumar entonces, empresas y personas donantes,  voluntarios como médicos generales, optómetras, nutricionistas, pediatras, enfermeros,  odontólogos, pastores, psicólogos, peluqueros, recreacionistas, profesionales en cocina y en diversas ramas, todo para el beneficio de los niños, brindándoles una macro jornada social que les da ayuda médica, odontológica, psicológica, espiritual, familiar, con peluquería, alimentación, recreación, regalos, ropa, calzado y todo tipo de sorpresas; cada año hemos visto como además de multiplicarse los niños para atender, la magnitud y excelencia del evento aumenta, logrando impactar a los niños y sus familias, los niños atendidos a la fecha son:

Año Cantidad de Niños Atendidos
2008 300
2009 970
2010 400
2011 800
2012 1200 (Inicio de la Fundación Caritas Felices )
2013 1.600 niños (Iniciamos eventos satélites en veredas y corregimientos)
2014 1800
2015 1800
2016 2000
2017 1800
2018 2200

Palpando la necesidad inminente de seguir procesos de vida en esta población, y requiriendo respaldar de forma legal las donaciones realizadas, nació la FUNDACION CARITAS FELICES ONG en el año 2012 y posteriormente en el año 2013 se empezó a apoyar el comedor comunitario Caritas Felices,  beneficiando durante un día a la semana con almuerzo a 120 niños del sector de Villa Luz (Distrito de Aguablanca-Cali-Colombia), esto se inició a través de una pequeña cafetería que empezó en la iniciativa de un grupo de profesionales apasionados por la ayuda social, después de varios meses, se aumentó el apoyo en alimentación a  tres días a la semana y tres años después la Pastoral social de la Arquidiócesis de Cali nos brindó su apoyo para poder abrir 5 días a la semana el comedor, mejorando notablemente la calidad nutricional para los niños y brindándonos apoyo para aumentar el número de niños atendidos, al igual que los beneficios para los voluntarios, actualmente atendemos 145 niños del sector en alimentación, además se han sumado personas y empresas que nos han brindado su ayuda para poder no solo dar alimentos, sino seguir procesos de vida y familia con los niños, ayudándoles a través de ayuda espiritual, familiar, escolar, con jornadas médicas, odontológicas, psicológicas, de optometría, de belleza, potencializando sus capacidades a través de nuestra escuela deportiva, apoyándoles en sus labores escolares y brindando a cada niño una esperanza de vida, pues su entorno solo les ofrece pandillaje, drogas, sicariato, prostitución, fronteras invisibles, violencia, maltrato y tantas cosas que aunque ellos vivan en el sector, ya no son parte de esta realidad, pues están escribiendo su propia historia, con fe, esperanza, amor y teniendo una carita feliz.